MUJER (es)

MUJER (es)

Karlos blog irudia 2            Hoy es el día de la mujer !! Sí, tú que lees esto ahora, lees bien: HOY es el día de la mujer… y mañana… y pasado…y, por qué no: siempre !!.

            Pero, permíteme: también es el del hombre, ¡ cómo no !.

            Ya sé, ya sé… me dirás que el del hombre ha sido, es y será, y por lo tanto no hay que reivindicarlo. Y aun estando de acuerdo contigo, la idea que te quiero transmitir es la de la IGUALDAD.

            Dos sexos pero no dos bandos…¿ O sí ?

            Y no es para que dejes de tener en cuenta la situación de desequilibrio favorable al hombre, (masculino singular o plural que tanto da, que da tanto). Ni la discriminación que resulta de entender a la mujer como un ser inferior; para montar sobre esto todo un discurso científico biopsicológicocultural que se arroga (apropiarse indebidamente), y se ha arrogado a través de los siglos, Primero: de lo que el imperialismo religioso-moral ha “pontificado” sobre la mujer; y Segundo: de la interpretación, lectura, ley y leyes derivadas de la propia NATURALEZA, y su adecuación al Poder del hombre erigido ya, por la fuerza y otros méritostodopoderosos: (educación; sentido social de la vida; composición de la sociedad “civilizada”), en plausible, correcta, adecuada y normal, En suma: TRADICIÓN !!!.

            Todo cuanto se ha seguido investigando, tecnologizando, futurizando lleva impreso el sello de la desigualdad, sobre la que ya está montada la “mejor” y “más justa” sociedad humana.

Karlos blog 3

            Tendrás deseos de estar en mi contra porque no quieres leer todo esto así de crudo. Tendrás deseos de echar mano de la idea de igualdad que te están vendiendo junto a los avances (que los hay) que tú misma ves; arrancados –no lo olvides- a ese Ente llamado HOMBRE; pero no te lo creas mucho… Ilusiónate si quieres mas no te duermas… en el gran desierto, en este gran éxodo diario de la mujer por la igualdad hay oasis; por supuesto que sí, pero también demasiado espejismo. Lo siento.

            Y es que la manipulación, el subterfugio, el amaño y el apaño, han envuelto el amargo trago de la realidad constatada hace ya siglos, con un bonito papel cuché de bellos colores brillantes, lanzados al viento, donde se convierten en maravillosos fuegos artificiales y mires hacia donde mires; desde donde mires; y por donde mires leeremos perfectamente destacada la palabra IGUALDAD… durante un cuarto de hora.

            Tú la grabas… . Día tras día con tu esfuerzo, denuncia y en tantas y tantas ocasiones con riesgo de hasta morir por ella. Hasta hoy hay que pagar un canon de condena por nacer mujer, que se asemeja a la de ATLAS con la bóveda celeste sobre sus hombros para siempre. Aunque en tu caso sabemos que no será así. Seguro.

            Y por ello cada día es tuyo; y  no porque trabajes –día de la mujer “trabajadora”- NO, por mujer. Así de simple, así de sencillo. Ya que esto parte también del no reconocimiento como trabajo del no remunerado: como el de la casa; cuidados y vida entregada a hijas e hijos; horas y horas enteras a que brille tu marido; habiendo supuesto un cero a la izquierda como mujer hasta abrirte el camino del voto… del derecho a constar en los bancos, negocios… en el mundo de la socieconomía del hombre… Y llegamos a hoy donde tu: “hasta aquí hemos llegado” y tu plante, está haciendo pensar que eres PERSONA, y no sexo para el servicio y placer del “otro sexo”.

            La idea es reconocernos como personas, y por esto he comenzado diciendo que también es el día del hombre… del hombre concienciado, consciente de porqué está el ser humano en la vida. Hombre capaz de reconocerse explotador, agresor, heredero del reino social con el título de Ser superior y supremo. Ya es hora de reconocerse igualmente explotado y agredido; buscar la liberación del machismo aprendido con el que ha modulado su cerebro, asumiendo la “hombría” hasta la médula… sin querer… pero quizá también queriendo. Claro que, desgraciadamente, le está siendo difícil. Hay quien cree que le corresponde por nacimiento… así que toca seguir y seguir con las proclamas del feminismo. Ánimo.

Karlos blog 1

 

Cuídate compa.

K.